La Choza es una granja en la que trabajamos según los lineamientos de la agricultura biológico – dinámica (biodinámica). Desde 1995 la Fundación La Choza es la dueña de las 135 hectáreas, ubicadas en General Rodríguez, provincia de Buenos Aires. Esta Fundación le alquila el predio productivo a La Choza Cooperativa de Trabajo Limitada, que se encarga de la producción, elaboración y comercialización de todos los productos.

MISIÓN, VISIÓN Y VALORES

Producimos y elaboramos alimentos sanos y de calidad, que nutren en el sentido más amplio del término. Lo hacemos a través de la agricultura biológico-dinámica, dándole la misma importancia a la producción y cuidado de la tierra como a la comercialización de los productos.
Nos dividimos básicamente en producción, manufactura y comercialización, buscando que estas áreas se fortalezcan sustentablemente. Aplicamos los recursos conforme esta mirada.
En la realización de este trabajo buscamos vínculos asociativos con nuestros clientes, amigos y proveedores.

Se busca realizar la mayor variedad de cultivos y actividades posibles sin el uso de agroquímicos a fin de lograr un equilibrio sustentable a largo plazo en la granja.

AGRICULTURA BIOLÓGICA - DINÁMICA

La biodinámica tiene su origen alrededor de los años 1922-1924. Es un método de agricultura ecológica basado en las teorías de Rudolf Steiner, fundador de la antroposofía.

El calificativo “biodinámica” significa que se trabaja de acuerdo con las energías que crean y mantienen la vida. Respetando sobre todo la salud de la tierra y de las plantas logramos una nutrición sana para los animales y el ser humano.

Para fertilizar la tierra se utiliza el compost como principal abono, el cual se elabora principalmente con la bosta de nuestras vacas, restos de cosecha y paja de las praderas.

Se busca realizar la mayor variedad de cultivos y actividades posibles sin el uso de agroquímicos a fin de lograr un equilibrio sustentable a largo plazo en la granja.

NUESTRAS VACAS

Alrededor de 180 vacas, terneros y toros Jersey habitan la granja. Las vacas de esta raza dan la leche más rica en grasa y solidos totales de todas, haciéndola especialmente sabrosa.

Nuestras vacas comen pasto todo el día y reciben en forma complementaria, granos orgánicos. Las praderas son manejadas con un sistema de pastoreo rotativo que cuida la variedad de gramíneas, para tener forraje todo el año.

Los animales conservan sus cuernos, lo que les da mayor sensibilidad con su entorno. También cabe mencionar que creamos un vínculo directo con el animal, implementando formas de aportar a su bienestar, como por ejemplo el respeto por el tiempo de lactancia del ternero.

Se busca realizar la mayor variedad de cultivos y actividades posibles sin el uso de agroquímicos a fin de lograr un equilibrio sustentable a largo plazo en la granja.

ELABORACIÓN DE LACTEOS

En nuestra quesería elaboramos la leche de nuestro y otros dos tambos agroecológicos de la zona. Producimos leches pasteurizadas, yogures naturales y frutados, queso crema, manteca, queso cuartirolo y queso fynbo. Todos los productos se hacen con leche pasteurizada. Para resguardar y potenciar sus propiedades alimenticias, el pasteurizado es a temperaturas relativamente bajas y la leche no se homogeniza, garantizando así un producto de excelente calidad y sabor. Las otras materias primas que se utilizan más allá de la leche (como confituras, azúcar, esencias, cultivos) son, en la medida de lo posible, orgánicas. Los productos se
elaboran según recetas artesanales que resaltan sus cualidades auténticas: es así que son libres de saborizantes, conservantes u otros aditivos. Los envases que utilizamos (en su mayoría de vidrio) permiten resguardar muy bien la calidad de los productos hasta su consumo. Para cuidar el medioambiente, utilizamos botellas de vidrio retornables.

Las otras materias primas que se utilizan más allá de la leche (como confituras, azúcar, esencias, cultivos) son, en la medida de lo posible, orgánicas. Los productos se elaboran según recetas artesanales que resaltan sus cualidades auténticas: es así que son libres de saborizantes, conservantes u otros aditivos.

Los envases que utilizamos (en su mayoría de vidrio) permiten resguardar muy bien la calidad de los productos hasta su consumo. Para cuidar el medioambiente, utilizamos botellas de vidrio retornables.

HUERTA

En la huerta se produce una amplia variedad de verduras de estación. Esta producción se lleva a cabo tanto “a campo” como en invernaderos calentados naturalmente por la luz del sol. En la rotación de diversos cultivos se introducen periodos de descanso con abonos verdes a fin de incrementar la fertilidad de la tierra. El sabor intenso de nuestra verdura se desarrolla por el crecimiento natural de las plantas, libres de fertilizantes u otros agroquímicos.

APICULTURA

En distintos lugares del campo se encuentran ubicadas colmenas de abejas, que se alimentan de las flores de la huerta, las praderas, el bosque. La miel se cosecha y luego elabora y envasa artesanalmente, cuidando sus grandes propiedades naturales.

SUSTENTABILIDAD

Nosotros producimos y extraemos alimentos de nuestro campo cuidando los recursos naturales, las plantas y los animales, al mismo tiempo que trabajamos para incrementar la fertilidad del lugar.

Nos resulta verdaderamente importante retomar el habito de la utilización de envases retornables (botellas, cajones, etc) evitando así la generación de basura innecesaria. Aseguramos también un impacto ambiental relativamente bajo a través de una distribución de nuestros productos (logística) dentro del radio cercano del campo.